cheesecake de chocolate recetas veganas sin gluten
cheesecake de chocolate recetas veganas sin gluten

Cheesecake de chocolate

Por Ana Scasso    

noviembre 9, 2015

Solo apto para golosos!

  • Preparación: 25 mins
  • Rinde: 8 porciones

Ingredientes

Para la base:

1 taza de almendras o castañas de cajú o el fruto seco que prefieran

3 cucharadas de pasas de uva remojadas previamente unos 15 min en agua caliente para que se ablanden

1 pizca de sal

Para la crema:

1 taza de castañas de cajú/anacardos previamente remojados en agua unas 6 horas

1 /2 taza de aceite de coco

1/4 taza de sirope de agave (esta cantidad es orientativa ya que dependerá del dulzor que querramos darle, es mejor comenzar poniendo menos miel e ir probando y agregando)

1/2 taza de cacao puro

1/2 taza de harina de algarroba

1 pizca de sal

Preparación

Para la base:

1Poner en el bol de la procesadora o robot de cocina las almendras con la sal y procesar hasta obtener una harina no muy fina.

2Escurrir las pasas, agregarlas y seguir procesando hasta formar una masa que se pueda trabajar con los dedos y que no se desmigaje, que tenga consistencia.

3Colocar la mezcla en el molde elegido y aplastar con las manos hasta obtener una superficie firme y uniforme. Llevar a la heladera/nevera mientras preparamos la crema.

Para el relleno:

1Escurrir las castañas de cajú/anacardos y colocar en el bol de la procesadora o robot de cocina junto al sirope de agave, la pizca de sal, el cacao y la algarroba.

2Procesar bien todos los ingredientes hasta formar una crema suave y lisa.

3Por último, agregar el aceite de coco en su forma líquida (como normalmente es sólido a temperatura ambiente, colocarlo cerca de una fuente de calor durante unos minutos para que se vuelva líquido y asi poder incorporarlo a la preparación).

4Integrar bien el aceite de coco a la crema y volcar la preparación sobre la base.

5Llevar a la heladera/nevera por unas 3-4 horas hasta que el relleno esté bien firme.

Consejitos
• Podemos reemplazar las almendras directamente por harina o polvo de almendras.
• Para la base no recesitamos remojar las almendras ya que sino quedaría una masa muy húmeda.
• El líquido de remojo de los anacardos hay que desecharlo.
• El agua de remojo de los dátiles se puede guardar en un frasco de vidrio en la heladera/nevera y aprovechar su dulzor como si fuese una especie de «miel» para endulzar batidos o agregarlo a otras preparaciones.

00:00

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *